NOTICIA PREMIOS FRONTERAS DEL CONOCIMIENTO

Gabor A. Somorjai, padre de la química de superficies moderna, recibe el Premio Fronteras del Conocimiento en Ciencias Básica

El Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Ciencias Básicas ha sido concedido en su tercera edición al químico estadounidense de origen húngaro Gabor A. Somorjai, “por sus contribuciones pioneras a la comprensión de la química de superficies y la catálisis a escala molecular”, señala el acta del jurado.

23 mayo, 2011

Perfil

Gabor A. Somorjai

Dirige el programa de Catálisis y Ciencia de Superficies en la División de Ciencia de Materiales del Lawrence Berkeley National Laboratory.

Video

Gabor A. Somorjai, premio Fronteras en Ciencias Básicas

Se le ha premiado 'por sus contribuciones pioneras a la comprensión de la química de superficies y la catálisis a escala molecular'.

“Los procesos químicos que tienen lugar en las superficies son cruciales en campos tan diversos como los catalizadores en los tubos de escape, la producción de fármacos o los fertilizantes”, afirma el jurado. Gabor A. Somorjai “ha jugado un papel realmente crucial en el desarrollo de la química de superficies, con enormes consecuencias en la vida cotidiana y en la economía”.

El trabajo de Gabor A. Somorjai (Budapest, 1935) marca la transición de una química empírica y macroscópica, basada sobre todo en el método de ensayo y error, a una química capaz de penetrar en el mundo a escala molecular y entender lo que ocurre a un nivel más básico. Acceder a las moléculas es el primer paso, además, para controlar las reacciones a voluntad.

TUITEAR

Nada más conocer el fallo, describía por teléfono su trabajo: “Pasamos de no saber qué estaba sucediendo en las reacciones químicas a contemplar un paisaje inesperado. Estábamos en una fase meramente descriptiva de lo que ocurría a escala macroscópica, y empezamos a poder investigarlo a escala molecular. De pronto se hizo evidente toda la belleza de las reacciones químicas en las superficies, y por qué son importantes”.

La mayoría de las reacciones químicas ocurren en la superficie de los compuestos. En los años sesenta, sin embargo, se sabía muy poco sobre qué pasaba en estas reacciones a escala molecular. Somorjai es “el pionero absoluto” –señala el jurado– de la investigación para comprenderlo, y se le considera “padre de la moderna química de superficies”. Su trabajo ha sido esencial para controlar y optimizar las reacciones químicas en las superficies, y ha permitido entender fenómenos tan universales como la adhesión, la lubricación o la fricción.

Somorjai ha creado también técnicas experimentales muy innovadoras, y ha realizado importantes contribuciones a algunas ya existentes. Su trabajo ha permitido un sinfín de desarrollos en sectores tan dispares como la agricultura –con los fertilizantes– o la automoción –con los catalizadores. Ha hecho posible también avances que afectan a la síntesis de los materiales semiconductores esenciales para la microelectrónica;  el desarrollo de motores eléctricos alimentados con hidrógeno; o para el estudio de numerosos fenómenos naturales. En las últimas décadas los desarrollos de Somorjai han resultado claves para el avance de la nanotecnología en todas sus facetas.

Crisis energética y ‘química verde’

“Todo es química”, dijo ayer Somorjai, congratulándose de la celebración de 2011 como Año Internacional de la Química. “El hecho de que esté usted hablando es un proceso químico, y también lo es la conversión energética, el desarrollo de fármacos y tantos procesos de los que depende nuestra calidad de vida”. Precisamente el método para obtener fuentes energéticas alternativas a los combustibles fósiles es, en opinión de Somorjai, uno de los retos más importantes de la química actual: “Es una de las fronteras de la ciencia, y la química de superficies puede proporcionar respuestas”, afirma. Otro de los desafíos es lograr reacciones más específicas y selectivas, que produzcan lo que se desea sin generar apenas residuos. Es la llamada ‘química verde’.

Una biografía marcada por el siglo

Nacido en Budapest de padres judíos, Somorjai logró escapar del régimen nazi junto a su madre y su hermana en 1944. Tras la guerra estudió ingeniería química en la Universidad de Budapest, pero tuvo que emigrar cuando la Unión Soviética invadió Hungría. En Estados Unidos ingresó en la Universidad de California en Berkeley, donde se doctoró en Química en 1960. Hoy sigue en la misma universidad, y dirige el programa de Catálisis y Ciencia de Superficies en la División de Ciencia de Materiales del Lawrence Berkeley National Laboratory. Su producción a lo largo de cinco décadas incluye más de un millar de publicaciones y tres manuales universitarios y ha sido mentor de más de 330 estudiantes de doctorado y postdoctorales.

La candidatura de Somorjai fue presentada por Michael Marletta, director del departamento de Química de la Universidad de California en Berkeley (EE UU); George W. Breslauer, rector de la misma universidad; y Paul Armand Alivisatos, director del Lawrence Berkeley National Laboratory (EE UU).