fbbva-12-cooperacion-dndi

DNDi: Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas

PREMIO FRONTERAS DEL CONOCIMIENTO

Cooperación al Desarrollo

V edición

El galardón ha sido para la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi por sus siglas en inglés) por desarrollar y distribuir junto a sus colaboradores tratamientos nuevos y accesibles para enfermedades ligadas a la pobreza.

MENCIÓN DEL ACTA

Durante la última década, la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi) y sus colaboradores han desarrollado y distribuido nuevos tratamientos eficaces y accesibles para enfermedades relacionadas con la pobreza, tales como el chagas, la enfemedad del sueño, la malaria y la leishmaniasis, que afectan a las poblaciones más vulnerables. A pesar del progreso de la salud pública en el último siglo, muchas de las enfermedades que afectan a las poblaciones más pobres siguen olvidadas.

La insuficiencia de incentivos de mercado provoca que se dedique solo el diez por ciento del gasto en investigación a enfermedades que representan el noventa por ciento del coste en la salud mundial. Controlar y eliminar estas enfermedades es un componente vital en la estrategia para aliviar la pobreza. En las últimas décadas, la colaboración público-privada representa un modelo institucional de buenas prácticas, que traslada la investigación científica a la cooperación al desarrollo de las poblaciones más desfavorecidas que sufren las enfermedades olvidadas, mediante la gestión del conocimiento y la difusión de sus resultados.

La DNDi es un claro ejemplo de colaboraciones para el desarrollo de productos. Fundada por siete instituciones públicas y privadas de diferentes países, la DNDi ha trabajado con éxito con el sector académico, la industria, las ONG y los gobiernos de todo el mundo para desarrollar y aplicar seis nuevos tratamientos contra la malaria, el chagas, la enfermedad del sueño y la leishmaniasis. Estas enfermedades afectan a 3.000 millones de personas y algunos de sus nuevos fármacos se han registrado en más de treinta países de África, Asia y Latinoamérica.

Por poner un ejemplo, se han distribuido más de 150 millones de dosis de sus tratamientos contra la malaria. En estos momentos, están trabajando en el desarrollo de nuevos productos. La labor de la DNDi abarca el complejo proceso integral del diseño, evaluación, registro, producción y aplicación de los fármacos, y todo ello bajo los más estrictos estándares de calidad y seguridad e intentando siempre llevar la investigación y producción a los países afectados.

La DNDi representa un claro ejemplo de modelo institucional de buenas prácticas, aportando la investigación científica a la cooperación al desarrollo, mediante el conocimiento empresarial y el desarrollo de resultados para ayudar a las poblaciones más marginales que padecen enfermedades que en otros países del mundo ya están erradicadas.