NOTICIA

Los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento impulsan el papel de la ciencia como elemento central de la cultura

Los autores de algunos de los logros que mejor ilustran el avance del conocimiento en las últimas décadas, ganadores en la IX edición de los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, han recogido esta tarde su galardón en el Palacio del Marqués de Salamanca, en Madrid. “Desde la predicción de la llegada del cambio climático hasta la inteligencia artificial más sofisticada; desde la más precisa técnica de edición genómica hasta la modelización del efecto de las agresiones humanas sobre el planeta, los Premios Fronteras reflejan la riqueza de todo lo descubierto”, en palabras del presidente de la Fundación BBVA, Francisco González.

15 junio, 2017

Video

Ceremonia completa de entrega de los IX Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento

La ceremonia ha sido sobre todo una ocasión especial para reivindicar “el pensamiento racional en el que descansa la ciencia y a cuya ampliación y refinamiento ella misma contribuye como elemento central de la cultura” y como fundamento de la toma de decisiones, según ha expresado González.

El presidente de la Fundación BBVA ha recordado que esta familia de premios nació hace casi una década para reconocer y dar visibilidad a quienes generan conocimiento, y que esta finalidad se hace hoy más necesaria que nunca: “Nos parece fundamental trasladar a la cultura general de la sociedad y al modo de pensar de los decisores públicos y los agentes privados esa manera de relacionarse con la realidad, basada en el ensayo y error, la interacción entre teorías y evidencia empírica, el examen crítico de las ideas, la exposición de lo hallado al debate racional”.

“No se trata de convertir a todos los ciudadanos en científicos, sino de algo más fundamental: de entender que existe una línea de demarcación entre la mera opinión subjetiva y el conocimiento contrastado y validado por la comunidad científica”

TUITEAR

Y ha añadido: “No se trata de convertir a todos los ciudadanos en científicos, sino de algo más fundamental: de entender que existe una línea de demarcación entre la mera opinión subjetiva y el conocimiento contrastado y validado por la comunidad científica” Porque, en opinión de Francisco González, “una de las formas de desigualdad de mayores consecuencias es la que deja a amplios sectores de la sociedad al margen del conocimiento. Y cuando ese segmento ajeno o escéptico respecto al conocimiento validado incluye a decisores públicos con gran capacidad de modelar la agenda colectiva, la situación es especialmente preocupante y exige redoblar los esfuerzos para que la ciencia sea percibida como cultura”.

El presidente de la Fundación BBVA ha señalado el ejemplo de los galardonados. “Necesitamos estos modelos si aspiramos a reducir la grave desigualdad cognitiva que divide a la sociedad hoy, el foso entre quienes realmente viven inmersos en la sociedad del conocimiento y quienes recurren a sus productos sin más, sin preguntarse si detrás de las pantallas o el click lo que hay es magia o ciencia”.

Tanto los premiados como el propio González han defendido la importancia del conocimiento básico, aquél que no busca una aplicación inmediata pero que “determina nuestra visión del mundo, nuestro sistema de coordenadas para entender la realidad, y por tanto nuestra actitud y nuestra relación con los demás”, según ha expresado el presidente de la Fundación BBVA.

A la ceremonia han asistido la secretaria de estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela; el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo; y numerosos representantes de la comunidad científica y de la creación artística nacional e internacional.

Los galardonados en esta edición han sido los matemáticos David Cox y Bradley Efron, por crear herramientas estadísticas esenciales para el avance de la ciencia moderna; los biólogos Emmanuelle Charpentier, Jennifer Doudna y Francisco Martínez Mojica por desarrollar CRISPR, la técnica de edición genómica más eficiente y precisa; los ecólogos Gene E. Likens y Marten Scheffer por alertar del impacto global de la lluvia ácida y descubrir que la acción humana puede alterar los ecosistemas drástica e irreversiblemente; el científico de la computación Geoffrey Hinton, por impulsar la inteligencia artificial creando programas capaces de aprender por sí mismos; el economista Daron Acemoglu, por identificar a las instituciones como factores clave para el crecimiento y bienestar de los países; la compositora Sofia Gubaidulina, por la cualidad espiritual y la dimensión transformadora de su música; los climatólogos Syukuro Manabe y James Hansen, por crear los primeros modelos computacionales del clima, que predijeron el calentamiento global producto de las emisiones de CO2; y los investigadores biomédicos Pedro Alonso y Peter Myler, por lograr avances clave contra enfermedades que afectan a cientos de millones de personas en países en desarrollo, como la malaria.

DESCARGAS

NOTA DE PRENSA